Si eres una enamorada de las flores y te gustan los peinados para llevar tocados, te va a ser difícil seleccionar entre todos nuestros modelos de tocados de flores para el pelo, diseñados para llevar tanto con pelo suelto como con recogidos laterales moños bajos. Los tocados son una alternativa muy recurrente entre las convidadas a una boda, además de esto muchas de vosotras os decidís por adornar vuestro look con una gran pamela que realce el conjunto y ponga la guinda perfecta, sin embargo lucir este tipo de complementos puede ser más difícil de lo que semeja. Como sabéis dentro de poco se casa una de mis amigas y he pensado llevar tocado, pero ahora me brota la duda, ¿qué género de peinado me hago?, ¿recogido suelto?, ya se que depende más de cómo me vaya a quedar a mí el tocado que me ponga y éste por su parte, dependerá de la ropa que vaya a llevar, eso sí lo se, y esto me lo explicó muy bien Maruxa en su taller de tocados.

Peinados para llevar tocados de primera

Como veis estos tipos de estilos, encajan con cualquier clase de peinado, pelo largo corto, recogido suelto, con moños, trenzas, melenas con ondas, para una boda, para las novias, para las invitadas, para una cena… Son quizás menos ponibles” para el cada día que las diademas, podemos reservarlos para un momento más especial… Acudir a una boda siempre nos ilusiona a todas y cada una, hasta que llega el instante de pensar que vestido ponerte, los tacones, los complementos, y lo que puede ser más bastante difícil de elegir, los peinados para bodas que vayamos a llevar ese día, ya que queremos que sea algo original, y no coincidir con nadie. Los recogidos con trenzas aportan a las novias un look más natural y atrevido, esa fusión perfecta entre libre y campestre son claves para añadir romanticismo a nuestro vestido, y si entrelazamos flores, cintas y accesorios vintage ¡voila, nos transformamos por un día en perfectas heroinas de una novela romántica!

Como una autentica estrella, este estilo de novia se atreve con un look glamuroso que nos traslada a los años veinte y 50. En este estilo de peinado novias, se hallan las grandes ondas y bucles, marcados flequillos, rubios platinos y todos acompañados de tocados, perlas y joyas que darán al look el toque digno. Si es invierno opta por materiales algo más pesados como las plumas de caza el terciopelo, en cambio para liturgias de verano en un tiempo caluroso puedes decidirte por materiales más ligeros como la seda, recuerda que los motivos pueden ser artificiales, las flores de seda, por servirnos de un ejemplo, combinan de forma perfecta con una base de tocado, asimismo las bases de paja las plumas de oca. Si fuera a llevar una diadema con flores corona completa de flores, por servirnos de un ejemplo, a este género de tocado creo que le va muy bien el pelo suelto, mas asimismo quedaría perfecto con un semi recogido, una trenza deshecha.

Peinados con tocados de bucle

Asimismo debes tener en consideración el estilo de tu vestido para llevar peinados para tocados. Si se trata de un vestido fácil puedes seleccionar un peinado más complejo como un recogido con ondas una coleta alta. Pero si el vestido es recargado procura que el peinado sea lo más natural posible.

Además puedes decantarse por los tradicionales semirrecogidos laterales que queedan ideales con cuellos estilo navío y los vestidos para novias de estilo princesa y ‘vintage’. Combina el semirrecogido con rizos y trenzas y asimismo irás a la última moda y además de esto vas a pasar menos calor.

Tanto si has utilizado las tenacillas ya antes tal como si no, este truco es imprescindible. Y es que es el que nos va a ayudar a conseguir ese efecto roto y texturizado. Y consiste en usar el secador con aire frío, abriendo el cabello y marcando el efecto despeinado. Después puedes emplear un producto texturizante en seco , incluso, champú en seco en medios y puntas.

Las melenas rizadas acostumbran a ser realmente versátiles ya que se atreven con cualquier peinado. Moños altos, bajos, semi recogidos, trenzas deshechas… Sin duda, el look menos difícil y salvaje es la melena suelta, a su aire. La pega: que si no se tiene el pelo bien acondicionado, los rizos pierden fuerza y el resultado puede ser un desastre.

Give a Comment