Cómo Las Celebrities Nos Engañan Con Su Pelo

Las castañas están de enhorabuena. El efecto melena mojada , otro clásico, reinventado múltiples veces por Kendall Jenner, que puede hacerse tanto en melenas medias como largas. La clave se encuentra en emplear ceras y cremas con el pelo mojado y peinar con un peine de púas anchas. Y si tienes el pelo largo, al dirigir el pelo hacia atrás, fíjalo con horquillas mientras que se seca.

Puede pasar que el Día D te levantes torcida, no te guste nada de qué forma te queda el peinado por el hecho de que has decidido que no te ves bien y tengas tentación de cambiar el look. ¡No caigas en ese error! Considera que es un look estudiado y preparado desde hace cierto tiempo y que no debes dejar nada a la improvisación a no ser que sea estrictamente preciso conque cálmate. Los nervios van a estar a flor de piel y pueden jugarnos una mala pasada. Nada de cortarnos el pelo, cambiar el color… lo mejor es que aguantes hasta tras la boda y después hagas lo que más te apetezca.

La industria de la joyería quedó representada con Vidal&Vidal. Hasta el jardín trajeron ciertas joyas de su colección para que pudiésemos admirarlas más de cerca. Si bien, donde más gozaron las lectoras fue en su photocall. Únicamente haciéndose una fotografía allí y compartiéndola en Facebook Instagram con el hashtag #vidalvidal recibían una pulsera de la firma y la que tuviesen más likes recibía un premio muy especial.

Una de las cosas que debemos tomar en consideración es que ese día serás cual famosa. Todos y cada uno de los objetivos y cámaras van a estar centrados en ti (y el novio) por lo que mejorar cualquier aspecto para favorecer el buen resultado en las fotografías es esencial. Eludir los excesos de brillos eligiendo el maquillaje apropiado y presentando alguna trasparencia en pelos oscurísimos por servirnos de un ejemplo, para que no que no parezca una mácula en las fotos.

Aunque el día de hoy las barbas se asocian frecuentemente con el movimiento hipster, no todo el mérito es suyo. Si bien durante los últimos años han sido los responsables de devolver la barba a la actualidad y transformarla en una forma de auto expresión, animando a los hombres a revelar su personalidad a través de ella, las barbas llevan miles y miles de años formando una parte de la historia. Muchos reyes y faraones llevaban barba; en el siglo veinte se levantaron como símbolo de estatus; y los moteros de los años cincuenta las integraron en su particular estética, seguidos después por los hippies de los 60 y los setenta. ¿Conclusión? Las barbas siempre han sido cool, de un modo u otro.

Sí, sabemos que recoger una melena que no llega ni a la altura de los hombros es un lío mas, precisamente de ahí que, el resultado no tiene por qué razón ser perfecto. Este moño bajo no es como los demás: no va enrollado, por una cuestión de longitud, sino se trata de hacer una pequeña coleta y, justo antes de concluirla, dejar un mechón sujeto en la goma. Por lógica, va a ir tan pegado a la nuca que solamente resaltará serán tus pendientes XL.

Aunque el pasito a pasito más purista de estas ondas dice que las ondas tienen que hacerse en el mismo sentido, cuando preguntamos al especialista de Tacha por la forma de lograr un resultado más relajado nos aconseja que, en el momento de realizar los bucles, hagamos cada uno de ellos en un sentido en vez de todos en exactamente el mismo.

Quantcast