10 Curiosidades Sobre El Pelo Y Sus Cuidados

Ana Morales — @anamorales_rom — Las celebs, y sobre todo Taylor Swift, saben muy bien medir el cómo y el cuándo de cada una de sus apariciones públicas. Una buena alternativa es el efecto wet. Innova con gel y cera para conseguir ese efecto mojado. Puedes hacerlo también si tienes el pelo largo. Elige un gel una cera de fijación suave para que el pelo no quede apergaminado, empleándola siempre con el pelo húmedo de agua dulce. Otros peinados muy socorridos para los días de playa son las trenzas en sus mil y una versiones (espiga, diadema, laterales entremezcladas en tu melena con textura) y los moños de bailarina.

Lo más recomendable es aplicarlo en casa ya antes de irte a la playa la piscina y una vez allí renovar su aplicación tras cada baño. En comparación con recogido, todo el pelo hacia atrás, evita hacerte la raya para proteger tu cuero capilar. A mí me agradan muchos las trenzas. Me semejan muy cómodas y están muy de moda.

Ya hemos hablado en otras ocasiones de los beneficios que tiene dormir sobre fundas de almohada de satén : minimizan la fricción que provocan otros tejidos y, por consiguiente, hacen que nuestro pelo se enrede menos y se encrespe menos. Con lo que este truco, en pelos rizados, parece otro must. Además de esto, evitarás también que el rizo pierda su forma y se alise. Si no tienes una funda de satén, puedes utilizar un gorro de dormir para minimizar los efectos de esta fricción.

Puedes optar por el corte de Mica Arganagaz (sí, es una gran idea) , si tienes algo más de tiempo para ir a la peluquería y retocar el corte, por un garçon Es el corte más cómodo. Se puede lavar y listo con el simple esmero de poner un toque de gel cera”, explica Carlos Fernández.

Y es que para los pelos tenuemente ondulados, el manual de instrucciones de la melena de Daria Karlie es exactamente ese, aunque con matices. Se aplica con el pelo húmedo un producto de styling con derivados de sal tras lavarlo y solo deberíamos despeinar el pelo con las manos. El producto se encarga de hacer su trabajo”, nos cuenta Gemma Campillo, de LaPeluQueQueria Para los lisos (sí, es posible) el ritual se dificulta algo más por el hecho de que es recomendable el empleo de planchas tenacillas la necesidad absoluta de poner en práctica algún truco experto como el que nos adelanta José Navarro Puedes coger una toalla de mano e ir pellizcando el cabello”, apunta.

Una vez elegida la tenacilla toca dibujar la raya de tu melena, dividir tu cabello en 4 secciones (2 delanteras y 2 posteriores) y en todas y cada una de esas secciones hacer particiones para enrollarlas poquito a poco en las tenacillas para crear las ondas. Es fundamental hacerlas todas y cada una en un mismo sentido”, recalca De Hoyos.