Marina Valera — @thelittlemarin — No es la primera vez que revoluciona las tendencias pilíferos de la época pero su condición de viejo conocido ha hecho que las reglas del juego cambien esta vez. Es la solución por la que apuestan tanto Fran Alemany como Quique Sánchez. Apostamos por los cortes de líneas rectas, más ligeros y que tengan más volumen y movimiento”, apostilla el experto de EspacioQ. Y es que estos cortes rectos dejan jugar más con el peinado y los productos de acabado para aportar volumen y cuerpo. No todo corte debe estar dentro del ‘lavado y listo”, señala Alemany.

Por el hecho de que cuando se lleva un bob un largo por los hombros, recogerse el pelo ya no es moco de pavo, sino acarrea cierta dosis de habilidad, tiempo y algo de inspiración. Y en esto último tenemos algo que decir: Sienna Miller. Desde que la actriz se cortase la melena en agosto de dos mil catorce, pocas excusas nos quedan para no intentarlo. Es más, su peluquero Luke Hersheson ya contemplaba (y mucho) la posibilidad de un recogido a la hora de hacer el corte.

La hidratación es fundamental: Para tener un aspecto fresco, es muy importante hidratar la barba y la cara. Tras lavarse y secarse de forma cuidadosa con una toalla, debe aplicarse su producto hidratante preferido y masajearlo bajo la barba. Por último, si desea un acabado refulgente en la barba, puede terminar sus cuidados con unas gotas de un aceite específico.

Otro stand en el que nuestras lectoras pudieron probar lo mejor de la industria de la peluquería fue en Phyto. Aprovecharon para promocionar su línea Phyto Keratine Extrem, perfecta para el verano. Al mismo tempo un peluquero les daba la posibilidad de peinarlas y probar estos productos. Y, justo al lado de Phyto hallábamos Lierac. Allá presentaron Lumilogie, su nuevo tratamiento antiedad con doble acción, para el día y para la noche, dos fluidos en una misma crema. Las dos firmas entregaron muestras para que todas las que se interesaron por las firmas pudieran probar sus productos y conocerlos mejor. Además, les daban la posibilidad de inscribirse mediante un formulario en el sorteo de 5 tratamientos de cada una de estas marcas.

El champú no es para esa zona: ‘Tengo pelo en la cabeza y pelo en la cara, conque puedo emplear un solo producto para ambas zonas, ¿cierto??’ Grave fallo. El champú está formulado para tratar el cuero capilar, no la piel del rostro, que es mucho más sensible. Para la cara, hay que utilizar un limpiador específico Si lo guarda en la ducha, ahorrará tiempo limpiando su cara y su barba al tiempo.

Descartadas las capas marcadas y aceptadas las bondades de un flequillo, debemos hablar de otro recurso: el de trabajar las puntas para que no queden excesivamente rectas. No hablamos de un efecto muy roto, sino de un efecto roto muy, muy ligero que pueda aportar algo más de volumen. Mas siempre y en todo momento en su justa medida, por el hecho de que demasiado roto puede aparentar un pelo menos denso”, nos explica Sánchez.

El paso más bastante difícil es de un corte garçon a un pixie. De un pixie a una midi el paso es más fácil pues ya se tienen las capas más largas”, nos cuenta María Baras, estilista de Pantene y directora de Cheska Ante la dificultad que proponen los dos casos hay dos mantras infalibles: paciencia (es cuestión de tiempo) y pasar por el salón una vez cada mes y medio. No porque medre más veloz, sino más bien pues te van a poder ir dando forma con estilo. Eso sí, teniendo presente la máxima que apunta Gemma Campillo , de LaPeluQueQueria No debes cortarte más de uno dos milímetros por mes. Si no, no lograrás dejarlo largo”, subraya.

Quantcast