¿De qué manera Fue El InStyle Beauty Day?

Los Juegos del Hambre nos invaden” nuevamente. El epítome de la sensualidad más evidente -sí, Scarlett Johansson- llevó, y no hace tanto tiempo (allá por 2003), el mullet. Ese corte de capas cortísimas y vocación rockera que traspasó el terreno de lo masculino -David Bowie y Paul McCartney sucumbieron a él- en el momento en que una muy joven Meg Ryan debutaba con este look casi al tiempo que lo hacía en Hollywood.

Depende de la textura de tu pelo son flequillos muy prácticos. Si tienes el pelo encrespado puedes recurrir a un tratamiento de keratina que te ayude a que el flequillo te quede más pulido y considerablemente más manejable. Son flequillos muy versátiles que aportan un toque muy juvenil y fresco a tu look.

Convertir una melena con ondas en una extralisa frecuentemente supone el empleo de numerosos productos, secadores, planchas de pelo… Todos a la máxima potencia, lo que puede producir daños en la fibra capilar. No obstante, las mujeres se han alisado el pelo a lo largo de décadas sin utilizar ninguna fuente de calor—mucho antes de que brotaran las planchas cerámicas, las de turmalina las iónicas—.

Siempre y en toda circunstancia puedes recurrir a profesionales que te ayuden a anular estos reflejos indeseados. Mas hay algunos trucos caseros que te pueden asistir. Uno de ellos es sumergir el área afectada en un vaso con una aspirina efervescente a lo largo de 5 minutos, aclarar y después usar una mascarilla de kétchup. Aunque te pueda resultar una mezcla un poco untuosa, el ketchup contiene pigmentos rojizos que hacen contrarrestar el reflejo verdoso.

Yo creo que ahora para el verano se prosiguen llevando mucho. Si piensas en algo para invierno podrías combinar reflejos finos en la raíz que se funden mucho con tu base y quedan muy naturales con ciertas plumas en las puntas, que no llegan a ser californianas, mas sí le dan mucho movimiento. El resultado es muy natural, nada esclavo, no te exige mucho mantenimiento, pero da mucha luz a los pelos.

Quantcast