La falta de tiempo ya no excusa para reinventarte ( reinterpretarte) a ti. Se puede trabajar de las 2 maneras, pero el empleo efforless con el que se consigue el resultado más natural es en mojado. En seco es un empleo que solemos hacer los profesionales para un look más editorial”, explica una de sus devotas, María Baras de Cheska.

El peinado más buscado, en verano y durante todo el año, es una melena inspirada en el look que logra un día de playa. Las ondas deshechas son el complemento perfecto para unos días de vacaciones, mas, como esta chavala demuestra, asimismo para un estilismo minimalista, sofisticado y negro propio de una editora de tendencia.

Con el pelo rizado no es muy normal que te dure poco la onda, a la inversa, tu pelo es el idóneo a fin de que te dure más. Puede que estés alisando demasiado tu pelo a la hora de hacerla. Prueba a girar la muñeca para marcar más la onda. Primero prueba en unos mechones y ve mezclando. Puede asistir asimismo utilizar un producto de style con una fijación suave. Por poner un ejemplo, la Espuma de Rizos Suaves de Pantene.

Buenas tardes. Me encanta el color que tan de moda está, ceniza conjuntado con la base del pelo castaña. ¿exactamente en qué consiste, color rubio ceniza que deja entrever una base bastante mas obscura? ¿Tiene que aplicarse mecha ancha fina? ¿Podrías darme unas pautas de cómo hacerlo? Mil gracias.

La clave para no echar en falta esos centímetros de pelo que podrían convertirse en un bonito recogido de novia es optar por todo tipo de complementos pilíferos. Horquillas, pasadores, apliques, diademas , turbantes e incluso plumas podrán ornamentar tu melena el día de tu boda si optas por no llevar velo.

Puede pasar que el Día D te levantes torcida, no te guste nada de qué forma te queda el peinado por el hecho de que has decidido que no te ves bien y tengas tentación de cambiar el look. ¡No caigas en ese error! Considera que es un look estudiado y preparado desde hace cierto tiempo y que no debes dejar nada a la improvisación a no ser que sea estrictamente preciso con lo que cálmate. Los nervios estarán a flor de piel y pueden jugarnos una mala pasada. Nada de cortarnos el pelo, cambiar el color… lo mejor es que aguantes hasta después de la boda y después hagas lo que más te apetezca.

Mas si alguien nos ha sorprendido de pleno, esa ha sido Amaia Salamanca. La actriz iba a acudir a la cita vestida de Pronovias, lo que hacía presagiar un vestido prístino y un look de belleza súper frágil. Mas ningún presagio se ha cumplido: la intérprete ha vestido de negro -lo de Pronovias sí que ha sido cierto, el enorme factor sorpresa- y un peinado + makeup nada previsible, compuesto por un recogido messy y unos labios burdeos, prácticamente de color cobrizo Más cool y 90s que nunca.

Quantcast