Consigue La Melena De Cara Delevigne

Son cada vez más las tendencias de belleza que procuran su inspiración en épocas pasadas y reviven el mito de grandes actrices de los años dorados del cine, capaces de marcar tendencia en su temporada y transformarse en iconos de estilo en pleno siglo XXI. Para el pelo rizado, hay una réplica del truco anterior para reducir el volumen. Y es que, tal como nos cuenta Latorre, existen 2 secretos infalibles para restar volumen a este género de cabellos: bien hacerse una toga, enrollando el pelo en dirección contraria a la raya del pelo, bien con un par de recogidos simples muy tirantes en la parte baja de la nuca. Al soltar el pelo después de poner en práctica cualquiera de estos dos trucos habrás logrado supervisar el volumen.

Una interpretación que nos permite ver a Blake lucir un extenso catálogo de peinados de décadas pasadas (leánse bob con ondas al agua, coleta pin-up, melenas a lo Veronica Lake…) que no nos puede resultar más inspirador y que nos ha hecho proponernos la siguiente pregunta: ¿Cuál es la clave para lucir un look retro y, por tanto, ultramarcado, sin que resulte excesivo? (O sea, a imagen y semejanza de los looks de Blake).

Vale que no estamos en la calle sino más bien en una red carpet y la magia y el glamur se imponen. Pero igual que ansiamos un Tom Ford entre tanto Elie Saab, ¿quizá no merecíamos una pequeña dosis de naturalidad en lo que al cabello se refiere? Semeja que nuestras oraciones se han escuchado porque esta ha sido, de forma prácticamente unánime, la gala más down-to-earth en cuestión de belleza, y eso merece un análisis.

Aunque sigue habiendo adeptas a este género de tratamientos, ha nacido otra corriente cuya filosofía defiende claramente la siguiente premisa: la belleza reside en ser uno mismo”. El ejemplo, en cuestión de rizos, lo mantiene a rajatabla Solange Knowles y su pelo afro Carrie Bradshaw -de forma icónica- con su inconfundible y grande melena rubia acaracolada. ¿Hay un alarde mayor de personalidad? Las dos han dejado de lado las planchas para proteger la naturaleza de su cabello y lucir con orgullo sus rizos porque, aunque muchas lo vacilen, las posibilidades existen.

En un pelo llano es más simple controlar el volumen a la hora de recortar. Dependiendo de la técnica, si descargas por la parte interior capeas las capas exteriores, logras un efecto u otro. Por lo general si no quieres mucho volumen las medias melenas que pasen el mentón pueden ser la opción perfecta.

En el caso del pelo plano el modo de uso se complica un tanto más. Puedes aplicar y dejar secar, pero lo mejor es ir dirigiendo el cabello mientras se seca. Tal como explica Victor Latorre, de Art Lab , puedes enrollar el cabello mojado en una toalla, dejar que se seque pero no totalmente y aplicar después el aerosol. Puedes ir dando textura y moldeando con las manos a lo largo del proceso de secado. Hazlo cogiendo el pelo desde las puntas y apretando”. También puedes estrujar el pelo con la toalla y con tus manos para crear un efecto despeinado, mas una vez estrujado no lo toques más para evitar que el pelo se encrespe”, explica Sánchez.

Depende de la textura de tu pelo son flequillos muy prácticos. Si tienes el pelo encrespado puedes recurrir a un tratamiento de keratina que te asista a que el flequillo te quede más pulimentado y considerablemente más manejable. Son flequillos muy versátiles que aportan un toque muy juvenil y fresco a tu look.

Give a Comment