¿Y Si El Pelo Súper Corto Ha Desbancado (Por Fin) A Las Ondas Al Agua?

Este año te lo queremos poner fácil y te planteamos algunos peinados para convidadas de bodas. Parece magia mas no lo es: se trata de comprometerse cada mañana a usar los productos de styling adecuados y a aprender a atusarse el pelo con un tanto de atractivo. La melena tarda menos en secarse y el sentido effortless está aún más desarollado en este tipo de cortes. Razones de sobra para unirnos a la ‘banda del bob’ y gozar de sus infinitas posibilidades.

Querido Ion, qué ilusión toparnos por aquí. Puedes secar tu pelo haciéndote retorcidos con tus dedos mientras lo secas, aplicando antes un producto texturizante, tipo aerosol de mar, cera una espuma de rizos. Cuando lo sueltes, tus ondas serán surferas.

Lo mejor si tienes el pelo muy seco es conjuntarlo, en especial en verano, cuando necesitamos un extra de hidratación. En la ducha emplea una mascarilla unos minutos a fin de que haga más efecto y sobre el cabello mojado, ya antes de peinar, aplícate unas gotas de aceite en las puntas para sellar las cutículas y proteger el pelo de los agentes externos. Me gusta el Aceite Seco de Vitamina E de Pantene.

Conforme Mark Townsend es de los mejores trucos que le dio Penélope Cruz, especialmente si te gusta lavarte el pelo de noche : hazte 2 trenzas bajas y enróllalas en sendos moños. Suelta el pelo al día siguiente. Y, además, según Townsend, dormir con el cabello trenzado hace que quede más suave y previene su deshidratación.

Formulados a base de ingredientes sintéticos como avobenzona, mexoryl y octinoxato, estos productos cosméticos, más que bloquear los rayos UV, son capaces de absorberlos, logrando de esta forma anular su poder para dañar nuestra piel. Si deseas que se cumpla su función de forma adecuada, es importante que los apliques de quince a 30 minutos antes de salir de casa.

Personalmente, creo que siempre y en toda circunstancia se me dio bien el tema peinados al menos, siempre y en todo momento me agradó practicar. Trenzas, coletas del derecho, coletas del revés, moños, ondas… hasta el momento, pocos se me habían resistido y los que lo habían hecho, después de hacerlos dos veces, los había conseguido sacar adelante… hasta el momento en que me desafiaron con Pinterest.