Tratamientos De Belleza Para Novias

Las predicciones meteorológicas auguran lluvias hasta en unos días… Aparte de tener que elegir un estilismo anti-agua, cargar con el paraguas para no mojarse en demasía, también toca intentar lucir una melena más menos aceptable, con la que presentarse a los diferentes compromisos laborales. El turquesa, que parece un color intenso, se aclaró por arte de magia con el acondicionador. Es cierto que me sorprendió el tono azulado que tomó con la mezcla. Probé con una cantidad de tinte del tamaño de un garbanzo y el doble de aclarante.

Puede pasar que el Día D te levantes torcida, no te guste nada de qué forma te queda el peinado por el hecho de que has decidido que no te ves bien y tengas tentación de mudar el look. ¡No caigas en ese fallo! Considera que es un look estudiado y preparado desde hace tiempo y que no debes dejar nada a la improvisación a no ser que sea rigurosamente necesario con lo que cálmate. Los nervios estarán a flor de piel y pueden jugarnos una mala pasada. Nada de cortarnos el pelo, mudar el color… lo mejor es que aguantes hasta después de la boda y después hagas lo que más te apetezca.

Para melenas medias este truco es infalible. Nos los explica de esta forma María Baras, estilista de Pantene y directiva de Cheska : aplica espuma en mojado y mueve la melena de una lado a otro hasta el momento en que se seque, sin marcar la raya para conseguir más volumen. Incluso si vas en el coche, muévelo de un lado a otro. El aire de la calefacción del aire acondicionado te ayudará a secarlo y a ahuecar la raíz”.

Hace poco me atreví a pisar Primark en domingo. Mi cara fue fundiéndose a negro cuando vi una marabunta de gente en el lineal de cajas. No sabía si Justin Bieber estaría bajo esa masa de adolescentes habría nueva remesa de la taza de Chip Cuál fue mi sorpresa al revisar que ni estaba Bieber, ni estaba Chip, ni aguardaban para abonar nada, sino que estaban decidiendo qué color llevarse de una estantería de lo nuevo de L’Oreal: Colorista. Algo debía pasar con esos tintes que parecían ser lo más.

María Baras, estilista de Pantene y directora de Cheska , responde rotunda. El secreto es darle al look un punto actual mezclando un estilo vintage con un toque moderno. Eso y deshacer siempre el peinado con los dedos”, nos cuenta. Es en este momento cuando hay que desplegar ingenio y algún que otro tip para lograr un equilibrio que lo haga favorecedor. María nos pone un caso. Marcar una melena con ondas (con rulos y cepillo) y retirar el pelo en uno de los lados tras la oreja con una horquilla”. Y de esta manera lo hace Blake tanto en la alfombra roja como en la cinta, excepto cuando charlamos del bob ultramarcado con ondas al agua con el que remata su look de novia en The Age of Adaline y que, de estimar replicarlo en la vida real, debería relajarse con unas ondas al agua deshechas suavemente con los dedos, tal como aconseja Baras.